Aprovechando bien el Tiempo

renovacion, sabiduria

Efesios 5:15  Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, 16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos

Salmo 104 hay una narración de cómo Dios cuida de su creación y como la renueva.  El verso 30 dice: Envías tu Espíritu, son creados, Y renuevas la faz de la tierra.  Así como Dios renueva la tierra, el hombre también debe renovarse, evaluando que cosas se han desgastado, o haz abandonado y que cosas necesitan un cambio total o renacimiento.  Hoy vamos a ver algo que muchos descuidan, malgastan, mal invierten, y no aprovechan; y si esto es algo que te toca, no lo deseches.  Renueva la inversión de tu tiempo y si tienes que hacer cambios drásticos hazlo. Porque el tiempo de la venida de Jesucristo a la tierra es ya.  El desea que nos alistemos y estemos listos.

¿Alguna vez te has preguntado si estás haciendo lo correcto con tu tiempo? Cada día, desde que te levantas hasta que te acuestas, le dedicas tiempo a ciertas actividades. Todos en este mundo, contamos con el mismo tiempo. El tiempo es repartido equitativamente en la vida. Todos contamos con los mismos 86,400 segundos de tiempo al día. Lo que nos diferencia a unos de otros, es lo que hacemos con ese tiempo.

Aprovechar nuestro tiempo puede marcar la diferencia entre ser una persona exitosa, y ser una persona que vive basada en límites, una persona que nunca llega a ningún lado.

En el libro de Efesios 5, vemos que el apóstol Pablo empieza amonestándonos a invertir nuestro tiempo imitando a Dios, porque somos muy amados por El.  ¿Cómo vamos a imitarle?  En su carácter.  Dios es amor, y esta es la primera característica que debemos imitar, Cristo nos amó, imitando al Padre, y se ofreció por nosotros como ofrenda de sacrificio en olor fragante a Dios.  Si nos ocupamos en el amar a Dios, nuestros hermanos, familiares, y aun al pecador para predicarle las buenas nuevas de salvación, esto ocupara nuestra mayor parte de tiempo para un éxito total en la vida. También se nos exhorta a andar en toda bondad, justicia y verdad, comprobando lo que es agradable al Señor.

Si no nos ocupamos en el amor entonces el enemigo ofrece otras alternativas – fornicación y toda inmundicia, o avaricia, palabras deshonestas,  necedades (Ignorante y que no sabe lo que puede o debe saber, Imprudente o falto de razónTerco y porfiado en lo que hace o dice) truhanerías (Sin vergüenza, que vive de engaños y estafas, Dicho de una persona: Que con bufonadas, gestos, cuentos o patrañas procura divertir y hacer reír) el consejo del Aposto Pablo es a no participar en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto.

Si usted sigue leyendo el resto del capítulo, y el siguiente, hay ocupación para toda la familia, esposos, esposas, jóvenes, niños, para la iglesia en general, etc.

Si invertimos la mayoría de nuestro tiempo en ocupaciones edificantes y para tener el carácter de Cristo y ser imitadores de Dios, pronto veremos nuestras vidas cambiadas y renovadas, sintiéndonos realizados en la vida, quitando mucho peso, sufrimientos y dolores innecesarios para todo cristiano.

Renuevate – Te rejuveneceras!

Shalom!

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s